InicioConsejosNO DEBERIA SER NORMAL

NO DEBERIA SER NORMAL

¿Es normal que el consumo de alcohol en España se inicie a los 13 años?
Esta es la pregunta que quiere responder la campaña lanzada por el Ministerio de Sanidad con el lema «Esto NO debería ser normal» de la que en estos días vemos anuncios en radio y televisión.
Las estadísticas que ofrecen en la web de la campaña son preocupantes:
  • El 75,1% de los adolescentes de 14 – 18 años ha consumido alcohol alguna vez en su vida.
  • 6 de cada 10 adolescentes se ha emborrachado alguna vez en su vida y 1 de cada 3 lo ha hecho en los últimos 30 días.
  • La mitad de los adolescentes españoles cree que tomar 4 – 5 copas cada fin de semana no supone ningún riesgo para la salud.
Lo que me parece aún más preocupante es que la forma de beber más frecuente sea lo que se denomina «binge drinking» (no había oído ese término nunca) o consumo en atracón; es decir salimos a beber mucho y muy rápidamente con el objetivo de emborracharnos.
No he leído mucha literatura científica sobre los efectos a largo plazo del consumo de alcohol en adolescentes, pero se acepta el daño neurológico que el alcohol produce en el cerebro en formación a estas edades pudiendo provocar trastornos de conducta, aprendizaje y memoria.
Lo que es mucho más evidente son los problemas a corto plazo que el consumo de alcohol provoca: agresividad, peleas, accidentes de tráfico, relaciones sexuales no consentidas o sin protección…
En cualquier caso las bebidas alcohólicas en nuestra sociedad son un hecho ampliamente aceptado y creo que es un tema que debemos tratar con nuestros hijos de forma sensata. Yo soy el primero al que le gusta tomar una copa de buen vino (el Ribera de Duero me pierde), una copa con los amigos o una cerveza fresca. Si pretendiera hacer creer a mi hija que eso es muy malo, supongo que no me creería. Me parece más útil  transmitir a nuestros hijos la visión de las bebidas alcohólicas como algo que, a su debida edad  y siempre con mucha moderación, puede ser placentero, y siempre con el único objetivo de disfrutarlas y nunca para «pasarlo mejor» al modificar nuestro comportamiento y así ser capaces de hacer cosas que no haríamos si no hubiéramos bebido.
Como en tantos otros ámbitos conseguiremos más con información adecuada, educación y diálogo que con imposiciones y prohibiciones, aunque tampoco estaría mal, como dice la página de la campaña, que la sociedad en su conjunto favoreciera un entorno favorable al NO consumo de alcohol.

Y a vosotros, ¿qué os parece?

De niños y salud

Artículo anteriorVerano, veranito….
Artículo siguientePASATIEMPOS VERANIEGO
Pedro
Pedro
Cotilla de la red, a la última de todas las novedades en revistas, periódicos, blog… Polifacético. Periodista desde hace 7 años y amante de los blogs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments